La publicidad no aporta nada

La publicidad no aporta nada

“La publicidad no aporta nada”. “No veo nunca los anuncios”. “Si por mí fuera, no habría spots en ningún lado”. “Habría que prohibir los banners”. Reconozco que se me revuelve el estómago cada vez que escucho comentarios como estos y exabruptos de similar naturaleza.

Hace ya algún tiempo que venimos sufriendo como sector una especie de pérdida de reputación que hasta cierto punto hemos ido asumiendo, pero que realmente nada tiene que ver con la realidad.

¿Está la publicidad algo anticuada, desfasada o carente de sentido?

Mi manera de verlo es en realidad justo la contraria.

Puedo aseverar que la publicidad además de ser importante es la profesión más moderna y generosa que existe.

Me explico en cuanto a lo de importante…

La publicidad es intrínseca a la vida. Así de claro y contundente lo digo.

Las personas cada día comen, se visten, donan, viajan, aseguran sus pertenencias, se perfuman, buscan pareja, limpian el baño y mil cosas más. Cada una de estas acciones supone un proceso de selección y elección individual altamente complejo y sumamente interesante. Los mensajes, planteamientos y códigos de nuestras campañas intervienen de gran modo y manera en ese proceso que a su vez forma parte de la definición y evolución de la personalidad de cada individuo y por lo tanto de nuestras sociedades.

Dicho de otra manera, más sencilla que me he venido arriba: somos influyentes. Influyentes, si; la palabra de moda.

No digo que seamos consejeros o mejores amigos de nadie, tampoco vayamos a ponernos estupendos, pero en la propia definición del término está el argumento.

En cuanto a lo de modernos y generosos.

Esta industria, en los últimos años se ha hecho muy grande gracias a nuestra generosidad, nuestra capacidad de adaptarnos, transformarnos y reinventarnos.

Nos hemos rodeado de un montón de nuevas profesiones que hemos integrado con toda naturalidad. Digo nos hemos rodeado porque en realidad, el núcleo, el corazón y el centro de este universo lo sigue ocupando algo tan concreto y nuestro como la creatividad.

El caso es que estos nuevos colaboradores han llegado con sus cargos y funciones tan molonas y altisonantes que aquello de “publicitario o publicista” podría hasta sonar pequeñito. Incluso diría que algunos lo han manejado con cierta distancia y con una mirada algo así como “por encima del hombro”. Seguramente sea porque ninguno de ellos alcanza todavía a entender lo grande, única, especial, singular, mágica y maravillosa que es esta profesión.

Si realmente eres “de publi”, ahora mismo estás asintiendo con la cabeza; si no, todavía no lo eres, aunque trabajes en esto. No pasa nada, date tu tiempo.

Desde siempre hemos sabido sumar a nuestra industria otras capacidades, talentos, recursos, servicios, perfiles… Nos mezclamos y compartimos trabajo con actores famosos, deportistas, directoras de cine, ilustradores, sociólogas, antropólogos, guionistas, demógrafos, analistas de mil tipos, programadores, técnicos en data, inteligencia artificial y otras mil historias… No contentos con eso, ahora, nos aliamos incluso con consultores. No hace mucho los veíamos desde fuera como legiones de motivados jóvenes con traje de Zara de “quita y pon” que pululaban alrededor de sus estirados seniors de pelo “patrás”. No ha pasado casi nada de tiempo y mira; creativos y consultores juntitos. ¿Se puede ser más generoso?

En este panorama, es cierto que hay líneas que se han difuminado, definiciones difíciles de concretar y espacios comunes en los que cabemos un montón de perfiles distintos, pero al final la publicidad sale ganando, y eso es lo que realmente nos importa a los que la amamos. Aquí cabemos todos. Bienvenidos/as.

Parece mentira que una actividad que lleva en su ADN sumar tanto, a veces parezca que sea insustancial, aporte poco o incluso reste. Puede que incluso sea culpa nuestra por no defender lo nuestro como se merece, quizás no hayamos sabido darle lustre a nuestra profesión como sabemos dárselo a marcas y productos. “En casa del herrero…”

Yo reivindico desde aquí y a voz en grito, el papel de la publicidad.

Si. Somos importantes. Para las marcas, para los movimientos sociales, para las personas que viven de ello y las personas que viven para ello.

Reivindico el poder absoluto y todopoderoso de la creatividad que es nuestro auténtico valor.

Las ideas son el motor de la evolución y nosotros hacemos justo eso.

Reclamo también el importante papel que cumple nuestra industria como generadora de negocio y riqueza y por tanto todo lo que aporta a nuestra economía y por ende a nuestra sociedad. A todos, incluso al listo que se quiere cargar los banners.

Lo uno no quita lo otro. Somos magia y negocio, arte y cifras, “brilli brilli” y producto interior bruto.

¿Se puede ser más moderno?

No puedo si no aplaudir el impuso en este sentido dado por la ACT y otros entes al enarbolar este posicionamiento. Ahora bien, creo que lo realmente importante es conjugar el papel activo de todos y cada uno de nosotros. Interiorizar, hacer nuestro este mensaje y transmitirlo cada uno desde nuestra posición, bien seas profesional, agencia, colectivo, asociación, incluso como anunciante, proveedor etc. cada uno con su matiz, su posición y su idiosincrasia.

La publicidad lo merece. Se lo debemos.

Autor

Jesús Romero del Hombre Bueno

Director de operaciones
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable GROW COMUNICACIÓN, S.A.
Finalidad Tus datos serán tratados A) para gestionar su solicitud de empleo; B) Si así lo ha solicitado, para gestionar el envío de la newsletter de GROW                                                    
Legitimación A) Consentimiento ((por remisión de formulario "Trabaja con Nosotros")

B) Consentimiento (por solicitud de newsletter)

Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos Acceder, rectificar, suprimir tus datos

y otros según lo previsto en "Información Adicional"

Información Adicional Consulte información adicional y detallada sobre Protección de Datos
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable GROW COMUNICACIÓN, S.A.
Finalidad Tus datos serán tratados A) para gestionar su solicitud de contacto; B) Si así lo ha solicitado, para gestionar el envío de la newsletter de GROW                                                    
Legitimación A) Consentimiento (por remisión de formulario de contacto)

B) Consentimiento (por solicitud de newsletter)

Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos Acceder, rectificar, suprimir tus datos

y otros según lo previsto en "Información Adicional"

Información Adicional Consulte información adicional y detallada sobre Protección de Datos