let's grow

Y venga nosequé*

Y venga nosequé

* referencias: “venga nosequé” es una expresión importada de la entrevista a El Fary en la que expone su famosa teoría conocida como “el hombre blandengue” (ver youtube)

Por Jesús Romero del Hombre Bueno, Director de Servicios al Cliente de Grow.

Los griegos estaban siempre en el teatro viendo cosas de Sófocles y Eurípides. Y cada cuatro años, olimpiadas. Y poco más. Les quedaba un montón de tiempo para sus asuntos de griegos.

Los romanos eran más del “pan y circo”, supongo que con funciones diarias o en fin de semana, si es que había de eso. Los gladiadores se despellejaban vivos, como tertulianos del Sálvame de Luxe, a mayor gloria del Emperador, rey de los monopolios, que ríete tú de tele5 y antena 3.

En el Medievo, los medios de comunicación brillaban por su ausencia, a no ser por las bibliotecas monacales y por los esforzados juglares que, laúd en mano, se ocupaban de lo que vendría a ser el street marketing.

Gutemberg la lió parda con el inventillo suyo. Fue el principio de la cultura de masas, aunque a cualquier cosa le llamaban “masa” entonces, que igual eran dos mil listos y poco mas. Bien pensado como twitter al principio. Que Gutemberg era un gafapasta, de eso no hay duda ninguna, a pesar de que nunca se retrató con ellas. De imprimir la biblia al primer panfleto publicitario, pasaron dos semanas, o menos.

Pero es que faltaban la ópera, el ballet, los musicales, la radio, el cine, la tele y, para colmo de males, el Smartphone e Internet, con toda su parafernalia de puntoceros, y venga nosequé, que no terminarán de aparecer. Y nada desaparece. Eurípides se representa mil veces más hoy que en vida del muchacho. Y de Verdi, ni hablemos.

Bueno, pues nos centramos en la publicidad, que si no nos desviamos: casi todos los medios de transmisión de información, han acabado siendo objeto del asalto de los publicistas. Que yo recuerde quedan libres por el momento el ballet y la ópera, porque no ha habido manera de hacer un product placement ni medio decente. Eso si no hablamos del patrocinio, que entonces ni esos. Lo más gracioso es que los que te vienen con mil “nuevas” maneras de meter publi en un sitio nuevo, siempre tienen la impresión de estar inventando el agua caliente. Y luego el usuario que se queja de saturación, y la marca de que tal y cual, y venga nosequé, otra vez.

Las marcas buscan de forma natural meterse en nuestras vidas como sea. Normalmente se valen de emprendedores y visionarios que rastrean cada nuevo medio con intención de venderlo por parcelas. Si la tecnología está por medio, la palabrería llega a cotas inimaginables. Y si no, ya nos inventamos algún neologismo para apabullar. Uno de los más graciosos es el del branded content, que es lo que toda la vida se ha llamado dar la chapa y venga nosequé. Y cuando no hay nuevos medios, nos lanzamos a la combinación, que es superdivertido. Y entonces salen las promos cruzadas con anuncio en tele, grupo en Facebook, QR en el packaging, App para I-Phone y Android… Ah! y un flashmob, que siempre parece que algo de ambiente rellena el 360, que está el pobre a punto de estallar.

Los Medios son los reyes de la publicidad. Sin medios no hay nada. El medio es el mensaje, y venga nosequé. Pero se han dado casos de algunos soportes que nacieron ya muertos, asfixiados por tanta publicidad. Eso no desanima al animal marketiniano ni al publicitario. Muy al contrario. Las agencias creamos o amplificamos todo este juego de espejos, intentando confundir el genio con el ingenio, la idea con la inversión y la estrategia con el venga nosequé.
Seamos valientes. Vendamos ideas, que es lo nuestro. Las marcas tienen que aprender a ser importantes para la gente. Y nosotros a ser importantes para las marcas.

Compártelo en las redes!
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame

Déjanos tus comentarios!

WP Like Button Plugin by Free WordPress Templates

© 2011 GROW comunicación I Calle Milán 36, 28043 I Madrid I Telf: (+34) 913 886 146 I grow@grow.es| www.grow.es