let's grow

Cosas de Rilke

Cosas de Rilke

por Rafa Povo. Director creativo ejecutivo

La paella, la lotería de navidad, el gazpacho, el vino con casera, el apartamento en Benidorm, la compra del sábado en el híper, la caravana del domingo por la tarde, el partido, la partida… No son cosas que interesaran a Rilke, con toda probabilidad.

Nos consta que Rainer Maria Rilke probó el gazpacho en su larga estancia en Ronda allá por 1912, pero seguramente no le influyó en la elaboración de sus magníficos poemas que nunca leeré, me temo.

La tele, compañera de fatigas de millones de personas en nuestro país e incluso en el extranjero, nunca interesaría a Rilke ni a ninguno de sus eruditos amigos. Por tanto, podría clasificarse como algo menor, de escaso calado intelectual, indigno de ser tenido en cuenta por los grandes creadores.

Afortunadamente para las marcas, la creatividad publicitaria no está en manos de Rilke y sus secuaces, sino de los creativos publicitarios, formados en exclusiva para ese fin, sin mayores aspiraciones que servir de vehículo para transmitir los valores de las empresas a su público objetivo y ayudarlas en la difícil tarea de vender, vender y vender, un día tras otro, un producto tras otro, un servicio tras otro. Uff! Qué alivio.

House, Buenafuente y Jorge Javier Vázquez pueden respirar tranquilos. La tele interesa a la gente, con sus anuncios y sus telepromociones. No hay duda. Y lo demuestra aguantando estoicamente ante las pantallas día a día, noche a noche. Anuncios incluidos. Lógicamente los anuncios buenos llegan y los malos pasan. Pero eso fue así desde siempre. ¡Andá, los Donuts!

Yo no soy aquel negrito del África Tropical, ni las muñecas de Famosa que se dirigen al portal. Ojalá. Pero sé que si nos lo curramos, la gente hablará de nosotros, aunque sea bien. Y los que no se lo curren, pasarán sin pena ni gloria. O estarán en el Olimpo de los poetas como el autor de “Los sonetos a Orfeo”… cosas de Rilke, como diría el inolvidable Juncal, por boca del también inolvidable Paco Rabal.

Compártelo en las redes!
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame

Respuestas a Cosas de Rilke

  1. sara beltran la lupa dice:

    Me gusta la evolución web de grow, y el uso de la marca.
    Saludos, Sara.

  2. Thomas V. dice:

    Me gusta mucho vuestra web, minimal y funcional. Good work

  3. Rh Halcón dice:

    La buena publicidad puede ser un conductor emocional, tan bueno como cualquier otro, siempre y cuando nos que que nos conduzca hacia lo más profundo de nuestros rincones nostálgicos y emocionales; a mi personalmente el que logre vender o no, no me quita el sueño, aunque obviamente ese sea el objetivo. La pregunta sería ¿puede la publicidad, además de vender, servir como vehículo para transmitir valores positivos y válidos para los conflictos emociones y psicológicos de hombre contemporáneo, o por el contrario su propósito último es tan sólo vender y seguir perpetuando valoraciones e ideas que no dan solución a esos conflictos, sino que por el contrario sostienen la conflictividad, las ansiedades emocionales, la acumulación, la lucha de clases y la comparación entre los individuos y los grupos sociales?

Déjanos tus comentarios!

WP Like Button Plugin by Free WordPress Templates

© 2011 GROW comunicación I Calle Milán 36, 28043 I Madrid I Telf: (+34) 913 886 146 I grow@grow.es| www.grow.es